viernes, junio 10, 2011

"Aunque vive Arígnota en la lejana Sardis...", de Safo





Aunque vive Arígnota en la lejana Sardis,
muchas veces vuelve acá en sus pensamientos.
Cuando vivimos juntas siempre te consideró

semejante a una diosa,
y cuánto con tu canto gozaba.
Ahora deslumbra entre las mujeres
Lidias como a veces, ya puesto
el sol, la luna de manos de rosas

supera a todas las estrellas,
cubre con su luz las saladas aguas del mar
y los campos de abundantes flores,
donde el bello rocío desciende, donde florecen
rosas y tiernos botones silvestres

y los tréboles se abren.
Pero muchas veces, errabunda por el recuerdo
de la dulce Athis, el anhelo en su
alma delicada y la ansiedad en el corazón la devoran.
Y con fuerza nos grita que vayamos con ella, y su grito,

no inadvertido a nosotras, a mitad del camino
lo hace resonar Himeneo a través de los mares...








Fragmento 96 del Libro III






Traducción de Carlos Montemayor






No hay comentarios.: