martes, septiembre 04, 2012

“En una estación del metro”, de Óscar Hahn







Desventurados los que divisaron
a una muchacha en el Metro

y se enamoraron de golpe
y la siguieron enloquecidos

y la perdieron para siempre entre la multitud

Porque ellos serán condenados
a vagar sin rumbo por las estaciones

y a llorar con las canciones de amor
que los músicos ambulantes entonan en los túneles

y quizás el amor no es más que eso:

una mujer o un hombre que desciende de un carro
en cualquier estación del Metro

y resplandece unos segundos
y se pierde en la noche sin nombre.



en Versos robados, 1995








5 comentarios:

Anónimo dijo...

demasiado fácil

Anónimo dijo...

y eso de "entonan en los túneles"... suena horrible.

Anónimo dijo...

es hermoso, y fue un placer haberlo escuchado en vivo frente a mis ojos

Párrafo Solitario dijo...

Demasiado fácil, no me hagas reír.

Lo difícil es escribir, porque las palabras salen solas.

Decir tonterias es fácil.

plonzo dijo...

Weooooon. Gracias. Muchas. <3