viernes, enero 14, 2011

"Los Misterios dolorosos", de Francis Jammes





CORONACIÓN DE ESPINAS

Por el bebé que muere cerca de su madre
en tanto que los niños juegan por el patio;
por el pájaro herido que sin saber bien cómo
se ensangrentó las alas y se tumbó en la tierra;
por la sed, por el hambre, por el delirio ardiente,
yo te saludo, María.



FLAGELACIÓN

Por los chicos golpeados cuando el borracho vuelve,
por el asno que recibe patadas en su vientre,
y por la humillación del golpe al inocente;
por el hijo cuya madre ha sido ultrajada,
por la virgen vendida que ya fue estuprada,
yo te saludo, María.



PORTACIÓN DE LA CRUZ

Por la anciana que tropieza al peso de su carga,
gritando "Oh Dios mío"; por ese desdichado
que no supo apoyarse sobre un amor humano
como hizo el Cireneo sobre la Cruz del Hijo;
por el caballo yerto bajo el carro que arrastra,
yo te saludo, María.



CRUCIFIXIÓN

Por los cuatro horizontes que crucifican el mundo,
por esos cuya carne sucumbe o se desgarra,
por los que están sin pies, por los que están sin manos,
por el gimiente enfermo cuando es operado,
por el justo que entre verdugos es mezclado,
yo te saludo, María.



RESURRECCIÓN

Por la madre que supo que su hijo fue herido,
por el ave que clama a la que cayó del nido,
por la hierba sedienta que suplica aguaceros,
por el beso perdido, por el amor devuelto,
y por el pordiosero que ruega su moneda,
yo te saludo, María.














1 comentario:

Juan Carlos Sánchez Sottosanto dijo...

Creo que mencionar la labor del traductor, editada en otro blog, a saber, el mío, sería un buen síntoma de honestidad intelectual.