miércoles, septiembre 08, 2010

"Respondiendo al Magistrado Chang", de Wang Wei

© Versión de Juan Carlos Villavicencio



Ahora en la vejez amo sólo la quietud,
a mi corazón no le conciernen las cosas del mundo:
miro dentro de mí y no encuentro plan mayor,
sólo sé retornar al antiguo bosque de pinos
donde el viento agita mi deshecha faja.
La luna del monte brilla sobre el laúd.
¿Usted me pregunta la razón del principio y del final?
La canción del pescador se hunde en la orilla del río.














1 comentario:

Ana Rosa Bustamante dijo...

Linda la poesía, me encantó. Volveré. saludos desde valdivia

ana rosa

http://lospecesdevenusyeros.blogspot.com