sábado, abril 01, 2017

“Primavera en Wuling”, de Li Qingzhao






El viento amaina.
La tierra se cubre por
el aroma de las flores caídas.
Es el fin de la primavera.
Al llegar la noche
me da pereza
hasta peinarme.
Las cosas siguen como antes,
con la diferencia de que
él se ha ido.
Todo ha terminado.
Quisiera escribir, cantar,
pero las lágrimas me lo impiden.

Me han dicho que la primavera es bella
en el río Suanchi.
Planeo ir de paseo pronto allí,
en una barca ligera.
Aunque temo que, pequeña y frágil,
la barca no pueda aguantar
el peso de esta pena.



en Poesía clásica china, 2007

Versión de Mario Spachiaro






No hay comentarios.: