jueves, junio 30, 2011

"Discurso del piloto automático", de Juan Cameron





Así en una cuadrilla de aviones de combate
planeamos sin ningún objetivo
Pasas por los mapas sin tocarlos
imagen sobre el espejo de la realidad
Pájaros no somos migratorios y el sol:
un balón desinflado pateado por arcángeles

Vuelas
vamos hacia distintos rumbos por otras estaciones     las ciudades
despiertan como iguanas de luz aferradas al mundo
El Ecuador es un trazo en el cielo
divide nuestras alas así la noche de la primavera
Está allí ante tus ojos –ábrelos-     dibujado en tu mirada
tus movimientos crean el paisaje

Es aquel yo navego
pero un bosque de nubes     una ciudad de esculturas de crema
un cementerio de icebergs separan nuestro vuelo
(tu piel está hecha de aluminio de naves
tu corazón es una caja negra)


Ahora tu rostro se difuma     giras de curso
te pierde dibujada sobre las ocres lomas
Ningún caza enemigos vendrá del horizonte
Todo está previsto desde tu plan de vuelo
Está bien sigue la nada
tu piloto automático te ha obedecido sin discutir
sin ver la tierra germinar allá abajo









en Fuegos en el umbral del milenio (Antología de poetas chilenos), 1998








No hay comentarios.: