sábado, octubre 14, 2017

“Sueño de una dama de honor”, de Li Bai (Li Po)

© Versión de Juan Carlos Villavicencio





La flauta toca una melodía doliente,
mientras ella despierta de sueños cuando sobre su alcoba
            la luna se desvanece.
Cuando sobre su aposento se desvanezca la luna,
año tras año verdes sauces lloran
cómo desde del puente la gente se va.

Todo es feliz el día del otoño transparente,
pero ella no recibe palabra alguna del antiguo camino del noroeste.
Y ahora que sobre aquel camino antiguo
desciende el sol, el viento del oeste se deja caer
sobre las tumbas reales y los muros de los palacios.











No hay comentarios.: