sábado, mayo 21, 2016

"El difícil camino", de Li Bai

© Versión de Juan Carlos Villavicencio




Un vino puro cuesta, para una copa de oro, diez mil monedas de cobre
            la jarra,
y por un plato de jade de refinada comida piden un millón de monedas.
Dejo de lado mi comida y copa, ya que no puedo comer ni beber más...
Saco mi daga y miro en vano hacia cuatro caminos distintos.
Me gustaría cruzar el Río Amarillo, pero el hielo no deja avanzar el ferry;
me gustaría escalar las Montañas de Taihang, pero el cielo está cegado
            por la nieve.
Me gustaría sentarme balanceando una caña de pescar, perezoso junto
            a un riachuelo…
pero de repente me sueño montando un bote, navegando hacia el sol.
Viajar es difícil,
viajar es difícil.
Hay tantas curvas,
¿cuál de todas voy a seguir?
Algún día me voy a montar sobre un largo viento para romper
            las pesadas olas
y a poner mi imprecisa vela derecha y a tender un puente al profundo,
            profundo mar.












No hay comentarios.: