sábado, junio 27, 2015

“El buey vendido”, de Lu Yi T’ung







Se vende el buey de trabajo. ¡Qué triste es su mugido! La llanura ya no tiene pastor. ¿Cómo alimentarle? Se lo lleva el carnicero y el buey no hace más que gemir. Afilando su cuchillo, el carnicero dice: “En tanto hay campos para trabajar tú, buey, deberías vivir; pero los campesinos han muerto y tú también morirás”. Entre los que miran hay un anciano. Se enoja y dice que no se debe comer a los bueyes, pues en otras partes el hombre come al hombre.


en Poetas chinos, 1958








2 comentarios:

victor hugo Collier dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
victor hugo Collier dijo...

OTRA MIERDA QUE NO SE SABE LO QUE ES,.-