viernes, agosto 24, 2012

"Looren* ", de Antoni Clapés

© Versión de Juan Carlos Villavicencio



En el no-recuerdo perdura el recuerdo,
como el bosque pervive en la madera apilada

el prado en el olor del heno que acaba de ser segado
y el lago en la niebla que tiembla en su superficie.

Tras la vejez se esconde el retrato de juventud
al igual que una palabra oculta el sentido de otra palabra.

El resplandor del horizonte describe en el bosque
el poema. Claroscuro entre lo dicho y lo no dicho.

Cada uno sueña sus sueños, pero nuestra
vida quizás es tan solo el sueño que alguien sueña.






en L’arquitectura de la llum, 2012








* Looren es una casa para traductores en pleno campo, cerca del lago de Zurich, en Suiza.






Looren

En el no-record perdura el record, / com el bosc perviu en la fusta apilada // el prat en l’olor de fenc acabat de segar / i el llac en la boira que trem a la seva superfície. // Rere la vellesa s’amaga el retrat de joventut / igual que un mot oculta el sentit d’un altre mot. // La resplendor de l’horitzó descriu en el bosc / el poema. Clarobscur entre allò dit i allò no dit. // Cadascú somia els seus somnis, però la nostra / vida potser és tan sols el somni que algú somia.




No hay comentarios.: