lunes, enero 02, 2012

"Música en Mirabell", de Georg Trakl

© Traducción de Juan Carlos Villavicencio


Una fuente canta. Las nubes se alzan
en el claro azul, las blancas, tiernas.
Silenciosos y prudentes hombres caminan
a través del antiguo jardín al atardecer.

El mármol ancestral se ha vuelto gris.
Una bandada de pájaros vaga en la lejanía.
Un fauno con ojos muertos mira
hacia las sombras, que se deslizan en la oscuridad.

Rojizas caen las hojas del viejo árbol
y entran girando por la ventana abierta.
Un destello de fuego arde en el cuarto
y pinta sombríos fantasmas del miedo.

Un blanco forastero entra en la casa.
Un perro se precipita por los pasillos derruidos.
La criada apaga una lámpara,
el oído oye de noche cadencias de sonatas.









27 de noviembre – 9 de diciembre, 1912









Musik in Mirabell

Ein Brunnen singt. Die Wolken stehn / Im klaren Blau, die weißen, zarten. / Bedächtig stille Menschen gehen / Am Abend durch den alten Garten. // Der Ahnen Marmor ist ergraut. / Ein Vogelzug streift in die Weiten. / Ein Faun mit toten Augen schaut / Nach Schatten, die ins Dunkel gleiten. // Das Laub fällt rot vom alten Baum / Und kreist herein durchs offne Fenster. / Ein Feuerschein glüht auf im Raum / Und malet trübe Angstgespenster. // Ein weißer Fremdling tritt ins Haus. / Ein Hund stürzt durch verfallene Gänge. / Die Magd löscht eine Lampe aus, / Das Ohr hört nachts Sonatenklänge. //






2 comentarios:

Alberto Gutierrez dijo...

Excelente poema del genial Trakl. Te recomiendo la traducción de Reina Palazón, la encuentro bellisima. Saludos.

V i l l a v i c e n c i o dijo...

Lamento que no estemos de acuerdo, Alberto. La verdad es que encuentro terrible la traducción de toda la obra que hizo Reina Palazón.