martes, noviembre 22, 2011

Carta al Conservatorio de París, de Erik Satie

Fragmento

 

De niño entré en sus clases; mi Espíritu era tan tierno que no supieron entenderlo; y mi paso asombraba a las flores, pues creían ver a la Cebra artificial (tomada por la llegada de un ser simpático). Y a pesar de mi extrema juventud y mi Agilidad deliciosa, con su ininteligencia me hicieron detestar el Arte grosero que enseñan; por su dureza inexplicable, me hicieron despreciarlos hace tiempo. [*]






1892 





[*] Nota Dscntxt: Erik Satie entró por primera vez en 1879 al Conservatorio de París, desde donde fue expulsado pronto por sus maestros que lo consideraron carente del talento necesario. Volvió a ser aceptado dos años más tarde, pero no volviendo a provocar en sus maestros admiración alguna, decide partir primero al servicio militar y luego, definitivamente, sustituir las aulas por los cabarets de Montmartre.



1 comentario:

Medusa Eléctrica dijo...

Hermoso e interesante blog del que prefiero leer, y guardar silencio, pero hoy tenía que saludar :)
Una labor maravillosa en cada artículo.